Fiebre amarilla: lo que hay que saber

Desde la Organización Mundial de la Salud, recomiendan vacunarse a quienes planean viajar a Brasil.

INFORMACION-GENERAL | 


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a quienes visiten Brasil tomen recaudos respecto a la fiebre amarilla. El país vecino se convirtió en un área de riesgo y es aconsejable vacunarse contra esta enfermedad.

En Argentina, la última epidemia de fiebre amarilla fue en el año 1871; hoy, un nuevo contagio masivo de la enfermedad es posible.

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda y hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados, y posee tres tipos de ciclos de transmisión: selvático, intermedio y urbano. Actualmente, en San Pablo, se está dando el segundo tipo: los mosquitos pican a los monos de las áreas silvestres y se lo transmiten a las personas que están en la ciudad.

“Sus principales síntomas son fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio; aunque una pequeña proporción de pacientes infectados presenta síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos casos fallecen en un plazo de 7 a 10 días”, explicó  la Dra. Wanda Cornistein, Jefa del Servicio de Control de Infecciones del Hospital Universitario Austral.

 “Las grandes epidemias de fiebre amarilla se producen cuando el virus es introducido en zonas muy pobladas y con gran densidad de mosquitos por personas infectadas, situación que se combina con una zona en la cual la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra”, detalló la OMS.

Sin embargo, esta enfermedad se puede prevenir con la aplicación de una vacuna eficaz, segura y accesible. Se trata de una única dosis que otorga protección de por vida, sin necesidad de aplicar un refuerzo, otorgándole inmunidad efectiva a las 99% de las personas vacunadas en un lapso de un mes.

A los infectados, acudir a un Hospital aumenta la tasa de supervivencia aunque no haya tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla.

 

Más Noticias