Las escuelas se suben a la ola verde

Se puso en marcha un programa desde el Consejo Escolar para la plantación de árboles y arbustos en los colegios.

INFORMACION-GENERAL | 


Fernando D’Auría estudió Agronomía y fue docente por más de 30 años. También se destacó como columnista de El Diario con su sección “Árboles de mi Pilar”, donde fue relatando la historia de las especies más representativas de nuestra ciudad.
En 2011 le llegó la posibilidad de comenzar su camino como funcionario, al asumir en el área de Salud Ambiental durante la gestión anterior. El año pasado, el intendente Nicolás Ducoté lo impulsó como consejero escolar.
Así, a dos meses de haber asumido este nuevo cargo, propuso crear una comisión destinada a lograr que las escuelas del distrito comiencen a funcionar de manera más sustentable. De este modo, enmarcado en la comisión de Escuelas Ambientales Sustentables (EAS), desde el Consejo Escolar están intentando darle impulso al Programa Ambiental Escolar (PAE).
A partir del PAE se dio el puntapié inicial para promover el Plan Integral Verde (PIV) cuyo punto de partida es la plantación de árboles y plantas en distintos establecimientos educativos públicos de Pilar.
“A partir de donaciones de organismos como el Rotary Club, viveros o distintas empresas, se plantarán arbustos, plantas o árboles, con la idea de que las escuelas tengan mejor oxigenación ya que, en muchos casos, los chicos se encuentran como hacinados”, manifestó D’Auría.

Pioneros
El PIV está dando sus primeros pasos con la plantación de cinco árboles en la Escuela Nº 19 de Almirante Irízar y seis cipreses en el Jardín de Infantes Nº 915 de Pinazo. “Una vez que las escuelas vuelvan a abrir, a partir del 14, les vamos a plantear el objetivo de que trabajen para obtener una certificación como EAS”.
El Programa Ambiental Escolar incluye tareas de forestación, reforestación y tratamiento de alimañas, entre otras cuestiones, así como también lograr que alumnos, docentes, auxiliares y directivos por igual, tomen conciencia en cuestiones relativas al cuidado del agua y la electricidad, por ejemplo.
Finalmente, D’Auría no descartó la posibilidad de retirar baldosas de algunos establecimientos que no tienen espacios verdes o, en su defecto, colocar grandes macetas con árboles. “Las escuelas con verde le dan otro ambiente a sus alumnos”, concluyó. 

Más Noticias