Escritores locales recomiendan libros para leer en verano

Convocados por El Diario, diversos autores de Pilar sugieren aquellos títulos con categoría de imperdibles. Hay ficción, investigación, aventura y mucho más.

CULTURA | 


Leer un libro siempre es una experiencia gratificante: implica sumirse en lo desconocido, encarar una aventura, incorporar conocimientos y ejercitar el intelecto, estimulando la imaginación. Alejadas de las presiones laborales y de las cargas horarias, las vacaciones de verano suelen presentarse como un buen momento para dedicarse a la lectura.
Consultados por El Diario, diferentes escritores del distrito recomendaron a los lectores una serie de títulos y autores ideales para abordar lo que resta del verano.

 

Víctor Koprivsek: “Dudoso Noriega”, de Juan Sasturain. “Es un libro ideal para ser leído en la playa, mientras la familia disfruta de las olas y el sol se apaga en el horizonte. Capítulos cortos. Un libro profundo y bien argento”.

 

 

Mauro Peverelli: “La escuela de Satán”, de Marcos Herrera, publicado por la editorial Edhasa. “Libro de cuentos extraordinario con una prosa a la vez delirante y precisa, escrito por una de las voces más originales de la literatura actual (era uno de los escritores predilectos de Ricardo Piglia)”.

 

 

Fernanda Karageorgiu: “Del amor y otros demonios”, de Gabriel García Márquez. “Es una historia de amor con un trasfondo histórico donde se observan los procesos de transculturación en América Latina, con el encanto que tienen los libros de García Márquez en cuanto a la riqueza de personajes y la fusión entre realidad e irrealidad propia del realismo mágico”.

 

 

Omar Zárate: “Tenemos muy buenos escritores en Pilar, en el grupo Autores Locales hay poesía, cuentos, novelas, investigación, etc. Nombro uno de afuera que me gustó mucho, se llama ‘Las esferas invisibles’, de Diego Muzzio, son cuentos o semi nouvelle, ambientados en Argentina y con terror o fantasía incluidos. De los locales, puedo nombrar ‘Puro cuento’ (Elsa Beatriz Lanfranco), ‘Versos en vértigo’ (Mariela Palermo) e ‘Inventar un viento’ (Víctor Koprivsek)”.

 

 

Manuel Vázquez: “El laberinto de los espíritus”, de Carlos Ruiz Zafón. “Enlaza literatura y realidad en la Barcelona de mediados del siglo XX. Aventuras e intrigas en una pluma magistral para el género, que lo convierten en un libro que atrapa desde la primera página”.

 

 

Victoria Mora: “Doble fondo”, de Elsa Osorio (Tusquets, 2017). “Esta novela comienza con un cuerpo muerto en un pequeño pueblo de Francia. El comisario le revela a Muriel, la periodista del diario local, la similitud de este aparente, aunque extraño, suicidio con la modalidad de ciertos asesinatos ocurridos en la Argentina en los años 70: hombres y mujeres arrojados vivos al río. Frente a ese plural la pregunta inocente de la periodista es por la existencia de un asesino serial, la triste respuesta es que los asesinos fueron muchos. Así comienza a desplegarse, para Muriel y para el lector, un camino de conocimiento que recorre la vida de la mujer asesinada a la vez que van apareciendo episodios siniestros de nuestra historia. Entre estos capítulos se narran otros donde el punto de vista es el de Juana, allí se leen las vivencias de esta mujer militante montonera en el infierno que fue la ESMA. De una manera tan jugada como precisa, Elsa Osorio aborda un tema complejo como el de las relaciones que se establecieron entre torturadores y víctimas para poder sobrevivir. La novela es imperdible y tan dolorosa como bella. La autora nos recuerda en estas páginas por qué los crímenes de lesa humanidad no prescriben: las heridas llegan hasta nuestros días”.

 

 

Sonia Lembeye: “De Sarah Lark, recomiendo ‘Libros en el país de la nube blanca’, se desarrolla en Nueva Zelanda. También ‘El abanico de seda’, de Lisa See’, y ‘El sari rojo’, de Javier Moro, que se desarrolla en India. Joyas todos, en especial este último”.

 

 

Mariela Palermo: “Mujeres”, de Eduardo Galeano. “Es un libro que reúne microrrelatos y cuentos cortos de la vida cotidiana de imprescindibles y poderosas mujeres de nuestra historia universal. Mujeres necesarias que dejaron una valiosa impronta, un libro que se deja leer, apasionado como el fuego que palpita en estas mujeres que se  muestran desde esta obra latinoamericana,en un solo grito, lejos de ser la típica minoria oprimida. Personajes femeninos atravesados por el peso de una causa, como Juana de Arco, Rosa Luxemburgo o Rigoberta Menchú; por su propia hermosura o talento, como Marilyn Monroe o Rita Hayworth, Frida Kahlo o Marie Curie, Camilla Claudel o Josephine Baker. Pero también cuenta las hazañas colectivas de mujeres anónimas: las que lucharon en la Comuna de París, las guerras de la Revolución mexicana, las que -en un prostíbulo de la Patagonia argentina- se negaron a atender a los soldados que habían reprimido a los obreros. Como el personaje que abre el libro, la Sherezada de Las mil y una noches que le cuenta historias al rey para que no la mate, Galeano entrega en cada relato su maestría de narrador oral y de artesano del lenguaje, pero también para celebrar la experiencia de las que nunca se resignan".

 

 

Más Noticias