“En el escenario me transformo”

Andrea Filgueira llegó a las clases de canto casi por casualidad. Pasó de la timidez a lucirse cantando ópera en Pilar Lírica. Hoy sueña con seguir arriba de las tablas.

CULTURA | 


Andrea Filgueira brilla en cada producción de Pilar Lírica, la compañía local de ópera. Su destacada voz y su seguridad a la hora de actuar, hacen que los espectadores no se imaginen que detrás de la artista se esconda una persona tímida. Tiene 33 años y siempre le gustó cantar, pero nunca se lo había propuesto firmemente. En el 2011 empezó a estudiar canto, “de casualidad”; se anotó con una amiga en el taller municipal para “hacerle el aguante”. Su amiga dejó y ella inició un camino en el arte.
“En el escenario me transformo”, señaló. Además, confesó que la ayuda la caracterización: maquillaje, peinado y vestuario colaboran a que deje de lado la timidez y se transforme en el personaje. “Cuando te vas metiendo en la piel del personaje va fluyendo la actuación”, explicó la cantante que debutó con “Las Bodas de Fígaro”, tomándole el gusto a un género desconocido para ella hasta ese momento.
En el 2016, ya formando parte de Pilar Lírica, interpretó a Ferpina en “La Serva Padrona” de Pergolesi, la primera producción de la compañía. Un año después, llegó la segunda propuesta: “Il Campanello”, una comedia de  Gaetano Donizetti que pondría a Andrea en el papel Serafina.
“Nunca es tarde” es el mensaje que quiere transmitir y que lo sostiene con su experiencia, alentando a que los indecisos se animen a dar el paso.
Si bien Filgueira había tomado algunas clases de teatro en su adolescencia, no logró entusiasmarse lo suficiente y dejó. “No había encontrado al maestro”, sentenció. Una nueva oportunidad llegaría años después en el taller de canto de la Dirección de Cultura de Pilar, donde conocería en el rol de profesora a Julieta Rosso.
“Todo lo que sé me lo enseñó ella” destacó quien siguió aprendiendo de la mano de Rosso. Primero, en el Laboratorio de Ópera y luego, en su escuela Vocal Studio.
Después se formó Pilar Lírica, a la que Filgueira fue convocada por su directora, la misma Julieta Rosso, que siguió apostando a su alumna.
Para ejercitarse y obtener mayor seguridad en la parte actoral, tomó cursos en el estudio particular de Lizzie Waisse, que además es maestra del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. También está aprendiendo piano en la misma escuela; resultándole un gran complemento a la hora de estudiar canto. 

La próxima 
Pilar Lírica continuará este 2018 presentando “Il Campanello”. La próxima función será el 3 de marzo en el Auditorio Kraft, en Florida 681 en la Ciudad de Buenos Aires.
 

Más Noticias