Encañonan a nene y desvalijan una casa

Sorprendieron a una mujer que llegaba con su hijo de cinco años a visitar a su madre. No dudaron en apuntarles a la cabeza a ambos. Crece la preocupación de los vecinos.

POLICIALES | 


El barrio Tropiano siempre fue tranquilo. El hecho ocurrido ayer a la tarde no hace más que ratificar que desde hace unos meses ha perdido esa paz que lo caracterizaba. Cerca de las 14.30 de ayer, al menos cinco delincuentes desvalijaron una vivienda de la calle Lauría al 1300. Para ingresar, aprovecharon la llegada de la hija de la dueña de la casa y los ladrones no duraron en apuntarle en la cabeza con un arma de fuego tanto a la mujer, de 32 años, como a su hijo de 5.
Adentro de la casa se encontraba su propietaria, otro hijo de 30 años y una nieta de 4. Junto a la mujer a la que obligaron a ingresar a punta de pistola junto a su hijo, todos fueron encerrados en el baño, mientras que al hombre lo ataron de pies y manos con unos cables. 
Una vez adentro de la vivienda, la banda –que estaba armada con Itakas y escopetas recortadas- se dedicó a revolver todas las dependencias. En la camioneta de una de las víctimas, una Ford Eco Sport de color negra (patente JML 050), cargaron todo lo que pudieron, hasta se deshicieron de la sillita del nene para hacer más lugar. También se llevaron unos 8.000 pesos que la dueña de casa tenía ahorrados.
De acuerdo al relato de las víctimas, actuaron cuatro delincuentes, todos a cara descubierta, mientras que un quinto se habría quedado afuera. De acuerdo al testimonio de los vecinos, todos habrían arribado en un auto gris y abordaron a la mujer cuando llegaba con su hijo a la casa de su madre.
Al parecer, la banda era comandada por un hombre de mayor edad, mientras que el resto, bastante más jóvenes, parecían obedecer sus órdenes. Una vez que cargaron la Eco Sport con todos electrodomésticos y demás pertenencias que había en la vivienda, la banda escapó en el vehículo, no sin antes advertirles a las víctimas que se mantuvieran encerrados en el baño, incluido los chicos, al menos hasta después de una hora.
Tras la denuncia arribó la policía y peritos de la Científica los que sin embargo, dijeron no hallar huellas de los autores del atraco. 
El hecho hizo que con el correr de las horas los vecinos de la zona comenzaran a narrar casos ocurridos en los últimos meses, aunque todos coindicen que la situación se agravó el año pasado. 

Antecedente
El 23 de diciembre, delincuentes desvalijaron una vivienda ubicada en Martitegui y Chubut. Los ladrones, de unos 25 años, escaparon en el auto de las víctimas no sin antes llevarse, además, la cena de Navidad. 

Más Noticias