Un #8M distinto

El Día de la Mujer ya no pasa desapercibido ni es una fecha comercial. Hoy, millones de mujeres saldrán a la calle a exigir igualdad de derechos y reivindicar su lucha.

POLITICA | 


Hasta hace apenas un puñado de años, el Día Internacional de la Mujer pasaba casi desapercibido. Luego, las marcas lo aprovecharon para estimular las ventas a fuerza de promociones, a pesar que la fecha conmemorara la muerte de 146 trabajadoras.
Sin embargo, hoy el viento está soplando en otra dirección: el 8M se ha convertido en un día para reivindicar luchas, celebrar conquistas y exigir avances hacia la igualdad plena de derechos.
El contexto actual es muy distinto. Una vez más se ha proclamado un Paro Internacional de Mujeres, iniciativa que nació en 2017 replicando una huelga generada por mujeres polacas contra un proyecto de ley que penaría el aborto en todas sus formas, incluso espontáneo. Así, como en otros países muchas mujeres argentinas se sumarán a la consigna “Si las mujeres paran, se para el mundo”.
En este sentido, el Municipio recogió el guante y dictaminó una medida inédita: dar asueto al personal femenino. Las que cumplan tareas esenciales, por su parte, tendrán derecho a tomarse otro día de franco.
Por otra parte, desde el mediodía las trabajadoras del Banco Provincia (en actividad y jubiladas) saldrán a la calle para hacer visible el reclamo por los cambios en su sistema previsional.
Sin dejar de mencionar, además, las numerosas actividades que se llevarán a cabo en el distrito desde hoy hasta el fin de semana inclusive.

Verde y violeta
Hasta el clima político no es el mismo en este 8M: en los últimos días ingresó al Congreso un proyecto para la despenalización del aborto, texto propuesto desde el oficialismo, que propicia la apertura de un debate que la sociedad argentina se debe a sí misma desde hace décadas.
Sin dejar de mencionar, por supuesto, al movimiento Ni Una Menos, grito surgido desde el hartazgo y contra la violencia machista que día tras día cobra vidas de mujeres de todas las edades, de cualquier estrato social. Surgido en nuestro país, fue tomado en otras latitudes para terminar con una problemática que sigue generando tragedias evitables.
Es primo hermano de este movimiento el nacido para terminar con el acoso callejero o en el ámbito laboral, algo con lo que las mujeres están decididas a no volver a convivir. Si hasta tambalea la industria de Hollywood gracia a “Me too” (“Yo también”), frase que engloba a las mujeres que descubrieron el velo y hablaron de los abusos detrás de cámaras. Los tiempos cambiaron y el Día Internacional de la mujer ya no es usado como excusa por los shoppings. Mucho menos pasa desapercibido. Hoy se escucharán en todo el mundo voces que necesitan ser escuchadas. 

 

 

Más Noticias