Denuncian que no hay micros para llevar a los chicos a las piletas

Los padres de la Escuela 33 presentaron un reclamo formal en la Municipalidad. Los directivos deben elegir qué alumnos pueden ir a los clubes y cuáles no. “Hay falta de organización y sensibilidad”, afirmó la consejera escolar, Rosario Beláustegui.

POLITICA | 


Las sedes dispuestas para funcionar como Escuelas de Verano son 29 pero, al parecer,  no todos los chicos que se anotaron para asistir, pueden hacerlo. Un grupo de padres de la Escuela Nº 33 Rosario Vera Peñaloza presentó un reclamo escrito en la municipalidad para denunciar que de los 70 chicos anotados, solo 45 pueden viajar, que es el cupo máximo de pasajeros por micro.

“Los niños se quedan llorando al ver que no van a poder subir al micro para ir a las piletas”, expresa la carta presentada por los papás, dirigida al intendente Nicolás Ducoté, que a partir del 19 retomará la intendencia tras sus vacaciones.

Rosario Beláustegui, consejera escolar por Unidad Ciudadana, fue la encargada de viralizar la nota publicada por los padres y, consultada por El Diario, manifestó su indignación por la decisión “arbitraria” de dejar a algunos alumnos sin poder asistir a las Escuelas Abiertas de Verano (EAV). “Aunque este reclamo en particular lo hicieron los padres de la Escuela Nº 33, es un reclamo que se está escuchando en muchas otras escuelas del distrito”, afirmó.

“Al parecer desde Educación y Jefatura Distrital se decidió que cada escuela tenga un solo micro a disposición, por lo que son los directivos de las escuelas quienes tienen que determinar qué alumnos pueden subirse al micro y cuáles no, poniéndolos obviamente en una situación muy incómoda. Yo misma planteé la problemática en la última reunión de la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD), por lo que están al tanto de lo que está pasando”, agregó.

Además, la consejera reveló que aunque en el caso puntual de esta escuela son 70 los chicos anotados, hay casos de otras escuelas en las que son más de 120 los inscriptos, por lo cual los que quedan fuera son muchísimos más. “No se trata solo de una cuestión de organización sino también de sensibilidad”, enfatizó Beláustegui que propuso modificar la coordinación de los micros para que puedan viajar todos.

“Si en lugar de tener micros disponibles para los cinco días de las semana, los ponés tres días a la semana, van a poder viajar todos y los otros dos días quedarse todos en las escuelas, sin discriminar; este es un gobierno que decide quiénes tienen derecho y quiénes no”, remató.

 

Más Noticias