Cruces entre Gobierno y gremios docentes

Marcos Peña acusó a los maestros de “mezquindad política”. Ctrea acusó a Vidal de “estigmatizar y ajustar” al sector. Mañana debería comenzar el ciclo lectivo.

INFORMACION-GENERAL | 


El conflicto docente sumó ayer un nuevo capítulo de tensión, con críticas del Gobierno nacional a la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) por haber convocado a un paro nacional para mañana y pasado, y la acusación de los referentes gremiales a los funcionarios por “estigmatizar y ajustar” el sector docente.
Desde Mendoza, donde participará de la Fiesta de la Vendimia, el jefe de Gabiente, Marcos Peña, afirmó que el paro nacional docente de 48 horas convocado por Ctera, que afectará el inicio de las clases el lunes en gran parte del país, responde a una “mezquindad política”, y pidió que “no se ejerza esa actitud perjudicial hacia los chicos”.
“Hay mucho por hacer entre todas las partes, inclusive desde las familias, pero no hay necesidad de empezar así las clases, porque es un tema de mezquindad política”, dijo Peña en conferencia de prensa.
Por su parte, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, cuestionó en duros términos a la Ctera, al señalar que “la fundó Alfredo Bravo, como un gremio purista”, pero “pasaron a ser el grupo soporte en el recital de (Hugo) Moyano”. Remarcó que ahora “se han transformado en la misma burocracia sindical que nacieron para combatir”.
Según Sonia Alesso, de Ctera, la gobernadora María Eugenia Vidal intenta “estigmatizar a los docentes y no resolver el problema de fondo”. Cuestionó que “lo que la gobernadora no dice es que ofreció un 15 por ciento en tres cuotas del 5 por ciento”, y que “eso significa un aumento de 600 pesos para un maestro que gana 11.400 pesos”.
“(Vidal) dice cosas inexactas. Si hay problemas con el ausentismo, el control lo tiene que hacer el Gobierno. Si hay licencias truchas, hay médicos que otorgan licencias injustas. Nosotros no vamos a defender ningún tipo de irregularidad”, señaló Alesso, y agregó: “Hemos planteado muchas veces que se discuta en serio”.
En tanto, Roberto Baradel cuestionó al Gobierno por no llamar a los gremios docentes a una negociación paritaria nacional y consideró que el objetivo de esa falta de convocatoria es “quedarse con el dinero de la ley de financiamiento educativo y que cada provincia se arregle como pueda, como en la década del 90”.
“Consideran la educación como un gasto, no como una inversión”, recriminó. Y destacó: “La falta de convocatoria a paritarias (nacionales) tiene como resultado más del 80 por ciento de las provincias sin acuerdo, dos provincias que no pueden pagar salarios (Santa Cruz y Chubut) y el ministro Finocchiaro ausente de esta situación”. 

 

Sin clases
Mañana, en el inicio del ciclo lectivo 2018, habrá paro convocado por los principales gremios docentes de escuelas públicas y privadas. 
 

 

17
días de paro hubo en la provincia durante el año pasado.

Más Noticias