Cambió el chip pero no el resultado

Real Pilar cayó 2-0 ante el líder Arenas. Mostró otra cara y por momentos desplegó un juego para entusiasmarse. Pero desperdició chaces claras y el rival mostró su oficio.

LALIGA | 


Real Pilar perdió 2-0 ante el líder Victoriano Arenas, en su estreno 2018 por la 16ª fecha de la Primera D. Más allá de la preocupación por la ubicación en la tabla de posiciones y en la de los promedios (hoy está en desafiliación), el equipo de Rodolfo Depaoli entregó buenas señales.

Presión alta y juego asociado hicieron que cambiara la flaca  imagen que el equipo de Pilar dejó el semestre pasado. Circulación, toques y llegadas con profundidad marcaron un cambio rotundo. Lo que el DT pregona se vio en la cancha. Rodrigo Díaz pisó el área y sacó un derechazo al segundo palo, pero el Diablo metió la cola, o mejor dicho, Vélez, el arquero de Arenas, metió su mano derecha para desviarla y hacerla estrellar contra el palo. Qué bien le hubiese venido el gol al Real para levantar el ánimo.

Pero asumir protagonismo en campo ajeno tiene sus riesgos y una contra tomó mal parada a la defensa local. Matías Coselli pisó el área y remató, Castrogiovani devolvió con el cuerpo y el delantero esta vez no perdonó para a los 15 poner el 1-0, injusto.

Sostuvo la idea Real pese al golpe. Pero con el correr de los minutos empezó a tentarse con los pelotazos y el juego dejó de fluir. Arenas tenía todo más claro. Dos líneas de cuatro y lanzamientos profundos para Coselli y Milton Castagna. Ambos delanteros a menudo ganaron las espaldas de los laterales y el peligro del 2º estaba latente.

Una buena noticia para el equipo de Pilar es la aparición de Kevin González. Con desborde y gambeta, el delantero generó casi todo el peligro. A los 36 Bordón se metió por sorpresa en el área, la punteó ante la salida del arquero y de manera insólita, con el arco libre pero sin su perfil, la tiró muy por arriba del travesaño. Real manejaba, pero Arenas estaba al acecho.

Arrancó mejor el equipo de Depaoli en la segunda parte. Pero se empezó a olvidar del juego asociado y el pase corto. La velocidad de González seguía desequilibrando y levantó Milanesi para convertirse en un volante ofensivo.

Un remate rasante de Pastrana entrando por la derecha, intentó ser enganchado de taco por González que llegó pasado, pero no conectó con firmeza y permitió la buena reacción del arquero visitante.

Aunque decayó en el juego, Real merecía largamente el empate, ante un líder que apostaba al paso del tiempo y acertar alguna contra. Entró Leo Rodríguez, también Alejo Binaghi, pero Real siguió sin encontrar la llave del gol, esa que explica su pobre producción ofensiva en el certamen.

Se fueron consumiendo los minutos y las energías en una tarde de mucho calor, y con ellos también las ideas. Hasta que el descuento, cuando Arenas ya jugaba con 10 por la expulsión de Nicolás Raduso, nadie pudo detener a Coselli que tiró el centro al área para que Villareal sellara el triunfo de Victoriano que lo deja en soledad en la punta de la D.

Mereció más Pilar. Se notó un cambio en la idea de juego y entusiasma. Habrá que ver si Depaoli consigue más intérpretes para su apuesta ofensiva y de protagonismo. No queda mucho tiempo y hay que empezar a sumar ya. Juventud Unidad, de visitante, es la próxima escala.

Con la 16ª fecha disputada en forma parcial así están las posiciones: Arenas 33; Lamadrid 30; Ballester 29; Argentino (M) 28; Liniers y Argentino (R) 26; Centro Español 24; Atlas 22, Paraguayo y Lugano 20; Claypole 18; Juventud Unida 17; Puerto Nuevo 16; Real Pilar 14; Yupanqui 10; Muñiz 6.  

 

 

    

   

 

Más Noticias