“Cada entrenamiento que pasa me siento mejor”

Alejandro Acuña va recuperando el ritmo competitivo tras las lesiones que sufrió y lo marginó del primer equipo. “Me siento en deuda con el club por no poder jugar”, expresó el mediocampista.

LALIGA | 


Las lesiones fueron el principal karma con el debió convivir Alejandro Acuña durante la primera parte de la temporada y no lo dejaron casi jugar para Real Pilar, el torneo de la Primera D.
Después de 4 meses de inactividad, el Negro arrancó de cero la pretemporada y de a poco “me voy a ir a poniendo bien física y futbolísticamente”.
“Cada entrenamiento que pasa me siento mejor, voy tomando ritmo de a poco. Fueron casi 3 meses de lesión, pero estoy bien como antes de lesionarme”, le contó el mediocampista ofensivo a El Diario.
Acuña sufrió su primera lesión en el debut de Real en la D. Apenas iban 8 segundos y recibió de atrás una dura entrada de un jugador de Victoriano Arenas que le produjo un esguince en el tobillo izquierdo. Y cuando parecía que estaba para volver, se desgarró el recto de la pierna derecha, que lo tuvo 33 días sin actividad. Y la peor fue la doble fractura de costillas producida por un golpe con intención de un jugador de Claypole, que le demandó un tiempo más largo de recuperación. 
“La recuperación de las tres lesiones fueron tranquilas, pero muy largas. El desgarro llegué a estar 33 días parado porque el dolor no se me iba. Y los huesos de las costillas tardaron en soldar. Fue un proceso lento”, contó Alejandro.
-Por las lesiones ¿sentís que estás en deuda con el club por no haber podido demostrar tus condiciones?
- Un poco si me siento en deuda con el club y con el técnico que me trajo (Beto Romano). Pero ya estoy volviendo y espero estar listo para cuando el técnico me necesite.
Justamente, Acuña mantuvo largas charlas con el entrenador Rodolfo Depaoli. “Me dijo que podría utilizarme de enganche o como punta por izquierda”, anticipó.
Y agregó: “No me veo titular ni suplente, yo estoy entrenando a la par de mis compañeros. El técnico después dispondrá si me pone o no.”
Analizando de afuera el rendimiento que tuvo el equipo, el Negro expresó: “La primera rueda no fue la esperada en una categoría dura donde las canchas no están en condiciones. A veces se complica jugar con pelota al piso. Ahora, el club está trayendo buenos refuerzos, ojalá se pueda cambiar la imagen de la primera rueda y despegarnos del fondo”. 


“El objetivo es tratar de terminar lo más arriba posible. Ojalá se pueda pelear el campeonato, pero es difícil porque estamos lejos.”
 

Más Noticias