Alarma por la muerte de 11 caballos en un campo de soja

Se habrían intoxicados con un agroquímico que se usa como mata yuyos. No descartan que haya más casos. Temen que los pesticidas pasen al agua y afecten a las personas.

INFORMACION-GENERAL | 


La semana pasada, diez caballos aparecieron muertos en un campo de soja lindero al Haras La Calandria, ubicado en el barrio Villa Luján de la localidad de Presidente Derqui. El domingo último, un nuevo equino falleció en el mismo lugar y otro se encuentra en grave estado.
Tanto vecinos como proteccionistas y los mismos dueños de los animales temen que no solo puedan seguir muriendo animales si no que, en algún momento, sea una persona quien termine intoxicada por los agroquímicos que se usan para matar los yuyos de la soja.
“Ayer (por el domingo) a la una salí para Pilar, volví a eso de las cuatro y vi que no estaban mis dos caballos así que salí a buscarlos. Como responden a mi chiflido, empecé a chiflar y escuché a uno relinchando. Me acerqué a él y me llevó hasta este campo, donde estaba mi otro caballo todo hinchado, ya muerto”, contó Nicolás Sánchez, que pertenece al centro tradicionalista “Sentimiento gaucho”.
A las pocas horas, el otro caballo empezó a tener convulsiones y ahora se encuentra peleando por su vida, a pesar de haber recibido tratamiento veterinario. “El veterinario que lo atendió dijo que hizo lo que pudo, que ahora hay que esperar a ver cómo evoluciona. Con respecto al caballo que falleció, ya mandó las pruebas a un laboratorio para que se le haga una autopsia y ver por qué murió”, agregó el damnificado, que radicó la denuncia en el Comando de Prevención Rural de Pilar.
Por su parte, Verónica, que coordina una patrulla equina en San Martín, explicó: “la semana pasada aparecieron diez caballos muertos en el mismo campo, que no está cercado, por lo que los caballos se escapan y van a comer ahí”. Al parecer, además de la soja, por el campo hay distribuidos montículos de avena que son los que intoxicaron a los animales que fallecieron y que pueden afectar a cualquiera que vaya y tome este alimento.
“A la soja en sí no la afecta, es un pesticida que se usa para matar sus yuyos. El tema es que apareció avena esparcida, que se contaminó con este tóxico. Lo que yo me pregunto es qué van a hacer las autoridades si un día cruza un chico y se come esta avena o si el pesticida termina yendo a las zanjas y de ahí se traspasa al agua”, indicó la mujer.
Quien también tomó cartas en el asunto fue la concejal Inés Ricci. En diálogo con El Diario la edil manifestó su preocupación por esta situación y reconoció que en este mismo campo también aparecieron pájaros muertos, aparentemente por la misma causa que los equinos. “Se hicieron denuncias ante SENASA y Zoonosis y por lo que sé se tomaron muestras para analizar, pero no entiendo qué están esperando para clausurar o cercar este terreno”, manifestó. 

 

 

 

Investiga la justicia
Además de los once equinos que ya fallecieron, no descartan que haya otros afectados cuyos casos todavía no salieron a la luz. Por el momento, se realizó la denuncia por tres caballos, e intervino en la causa la UFI Nº2 de Pilar, a cargo de Andrés Quintana. De acuerdo a lo que revelaron fuentes cercanas a la investigación, “se están juntando las pruebas para ir contra los responsables, aunque hay muchas pericias de por me-dio por lo que no va a haber resultados inmediatos”.


“Se hicieron denuncias ante SENASA y  Zoonosis y se tomaron muestras. No entiendo qué están esperando para clausurar este terreno”.

 INÉS RICCI. 
 

Más Noticias