Un año más, no arrancan las clases a tiempo en Buenos Aires.