PIONERO. Ducoté y autoridades judiciales, en el corte de cintas.