DERQUI. Las localidades, en la mira.