Cardenal Aquino llega con chamamé.