Así quedó la garita. Foto: Leonardo Romero.