RESPUESTA. Para Finocchiaro, la lógica de CTERA “es más política que gremial”