PROTECCIÓN. El uso de casco disminuye 73% el riesgo de muerte.