CLARIDAD. “Nos falta ser más fríos a la hora de definir”, tiró Bordón.