TEXTUAL. “El acceso está siendo usado como una autopista”, dice el gobierno.