Los delincuentes se trasladaban en un Corsa blanco.