La formación que estuvo a punto de atropellar al hombre.