ESTROZADO. Así quedó el Renault Clio, tras el violento impacto.