SUEÑO CUMPLIDO. Riveros con la camiseta de entrenamiento de la Selección.