“Hay gente a la que le es más fácil y se sube a la tela como si lo hiciera de toda la vida. También, están los que vienen una clase y no vuelven”.