La vacuna contra la fiebre amarilla se da en una dosis que otorga protección de por vida.