SIN JUGAR. “Tengo un mes para ponerme bien”, declaró Irigoyen.