CAMBIO. Ahora, no solo los más chiquitos deberán usar sillas especiales.