QUEJAS. La telefonía celular volvió a quedar al tope, junto a los bancos.