ARTE. Carrie Bencardino, con sus obras a flor de piel.