QUE SE VAN, QUE SE QUEDAN. Los carritos incomodan a comerciantes.