PATRULLERO. La policía puso en fuga a los saqueadores.