CLĮSICO. La selfie de Schafer luego de la victoria.