ALEJO BINAGHI. El jugador más peligroso que tuvo Real en la primera parte.