FISCALÍAS. Las amenazas habían comenzado hace más de un mes.