CONSUELO Y MARTIRIO. Deluca y Simeoni, en escena.