ABANDONO. “No es la forma en la que esperábamos terminar el año”, dijo Rossi.