LOCURA. Los jugadores festejan con los hinchas la clasificación.