SOLO DOLOR. La mamá y la tía de la víctima, en la marcha.