MÁS CHICO. La ciudad de Pilar se desprendería de algunos de sus barrios.