El Onix robado en el que se movían los delincuentes.