Miguel Almada (izq.) llega a Real Pilar tras su paso por Lugano.