Imagen de la crecida del año pasado.