SUFRIÓ. Champa cayó frente el poderío de Banco Nación.